Fantasias sexuales escort

Por qué hay fantasías sexuales que tenemos miedo a contar y si se cuentan a una escort

Todas las personas tenemos la tendencia a esconder o reprimir algunos de nuestros deseos más íntimos. Esto suele ocurrir por miedo a la opinión que pueda tener nuestra pareja o cualquier otra persona sobre ciertos temas, sobre todo en cuanto a sexualidad se refiere.

Son muchas las ocasiones en que tenemos un deseo, una fantasía sexual y ese temor nos lleva a reprimirla o sencillamente se vuelve más difícil conversarlo con la pareja, pero se hace mucho más fácil con una escort.

¿Por qué es más sencillo contarle nuestras fantasías sexuales a una escort? Este tema lo abordaremos en las siguientes líneas.

¿Qué son las fantasías sexuales y por qué las tenemos?

Las fantasías sexuales se tratan de una representación mental de situaciones que una persona considera como eróticas y que se utilizan como una manera de volver más intensas las sensaciones sexuales.

Fantasias con una escort

¿Quién no se excita al imaginar situaciones de alto potencial erótico? Es muy normal que un hombre se excite cuando llega a su mente una escena acerca de una situación sexual, incluso cuando la escena en su mente sea moralmente cuestionable.

Generalmente, las fantasías sexuales van asociadas con lo prohibido y todo aquello que pueda resultar socialmente inadecuado. Es por ello que en general, una fantasía se queda dentro de nuestra mente y nos cuesta un poco exteriorizarla, mucho más cuando se trata de contarle a la pareja o compañera sexual.

Las representaciones mentales son importantes, sobre todo para el disfrute sexual en soledad, ya que son las imágenes que solemos traer a la mente mientras nos procuramos satisfacción por medio de la masturbación.

Es necesario entender que el órgano sexual más poderoso es el cerebro. De modo, que las representaciones mentales que almacenamos en nuestra memoria, pueden servirnos de herramienta para causar excitación y también para alcanzar el orgasmo.

Todos tenemos fantasías sexuales y formas idealizadas de sexualidad. Una gran cantidad de hombres coinciden en que su fantasía sexual más arraigada, tiene referencia al control, sumisión y dominio de otra persona o de la situación en que se desarrolla el acto sexual.

Las escorts están libres de tabúes y prejuicios

Quizás la principal razón por la cual no contamos nuestras fantasías sexuales a la pareja, pero si lo hacemos libremente con escorts, sea por el hecho de que entendemos que las últimas son profesionales del sexo y por tanto carecen de prejuicios.

Fantasias que solo cuentas a una escort

Aunque se tratan de juegos mentales que permiten satisfacer los sentidos, las fantasías sexuales también merecen ser cumplidas. De modo que los caballeros prefieren contarle sus deseos íntimos a la persona con la que saben que podrán cumplirlos.

La sensación de anonimato es algo que también sirve de impulso para expresar los deseos íntimos reprimidos, ya que con una escort no se crea un vínculo sentimental y tampoco es una persona que juzgará tus actos ni tu modo de disfrutar tu sexualidad, se vuelve mucho más sencillo expresarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *